4414673597_ca95daa321_b

Sobre Constancia de la lluvia, de Ricardo Ramírez Requena

Tal vez el diario es el género que mejor se aviene a la fragilidad y el desconcierto del ciudadano contemporáneo. Los días, enmudecidos tras el discurso de la urgencia, conviven constantemente con el desaliento, con la vacuidad hecha costumbre y horario, con el ejercicio aprendido de la monotonía que los deja sin posibilidad de asombro. El diario, pues, como ese registro en el que la rutina se desplaza para dar paso a lo vivido, vendría a refundar el día con la misma materia que lo aglutina: la palabra.

Constancia de la lluvia, de Ricardo Ramírez Requena, es un libro lleno de bondad y cercanía. En él se retratan el país perdido, la enfermedad del cuerpo (el íntimo y el social), los afanes vitales de un poeta/habitante desvestido a voluntad. También es taller de lectura, bitácora de crítica cultural, manual de composición de librerías y nota de abandono propio en el oficio literario, en la docencia y en los libros. Ricardo atraviesa la cotidianidad con el encargo de despertarla, de reafirmar en ella la esperanza, la vida como “misterio” próximo, en decir de Cadenas. De ahí que hablemos de bondad para definir esa decantación de la sabiduría en común vivencia, de la erudición en pedagogía de la sensibilidad. Y decimos cercanía porque lo leído y lo escrito se hacen horas de llegada, formas de hospitalidad sin condiciones ni deslumbramientos.

Dice Ricardo en la entrada de un lunes cualquiera: “La realidad de la palabra no acepta imposturas. Acepta ser ritualizada, simbolizada, representada, pero no aceptará nunca imposturas”. Y es esa honestidad, esa sencillez descarnada lo que nos entusiasma de este diario. Mientras el país extiende sus dominios de violencia y desamparo, mientras la ciudad nos deja cada vez más vulnerables e inquietos, el poeta va edificando un refugio en el que todos cabemos: su decir generoso.

 

descarga (4)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× 7 = sesenta tres

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El vecino incómodo

América Latina entra a 2020 con un conflicto no resuelto: el éxodo masivo de venezolanos. De darse el pronóstico de ACNUR, habrá 6,5 millones de

Leer Más

No le temas a la calma que ronda
o al ruido de la seda recién lavada
No hagas apetencias de esta desesperanza
de esta simple desdicha.

Miyó Vestrini

NUEVO LIBRO

DIARIOS

SUSCRIPCIÓN

Deja tu correo acá si quieres recibir un resumen de lo que pienso, digo y hago cada mes. No hago spam.