f80b3931897813-5665de5dae5d2

Aquí (nunca)

Aquí conseguí a mis enemigos
Aquí probé un cuerpo disfraz
Aquí deshabité muchas bocas
Aquí fui hostil
Aquí amé de mentira
Aquí tuve mis triunfos más pequeños
Aquí pude vencer la timidez (nunca)
Aquí me resbalé al barranco
Aquí tuve tentaciones poderosas
Aquí me dibujaron nuevos dedos
Aquí escupí más oscuro
Aquí me odiaron por razones inútiles
Aquí arrastré una culpa además de la mía
Aquí perdí a mis gatos
Aquí mi padre desapareció
Aquí me deshice vigilando promesas
Aquí fui el héroe más flojo
Aquí fracasé sin horarios
Aquí tuve esperanzas deshonestas
Aquí supe borrar poesía
Aquí fui el más culto, el más inútil
Aquí tuve hambre
Aquí fui efímero
Aquí todos me olvidaron
Aquí existí (nunca)
Aquí me refugiaron en sábanas de vidrio
Aquí me bautizaron
Aquí me mostraron un cuchillo
Aquí me robé los implementos de batalla
Aquí fui animal y tropiezo
Aquí fui rastro, pena, vulgaridad
Aquí probé la ceniza y le tuve miedo
Aquí vi mi primera urna
Aquí conocí a mi mamá
Aquí tuve cólera de mentira
Aquí me descargué los incendios
Aquí me desconocí con enorme ligereza
Aquí me tuve (nunca)
Aquí me sobraron cobijas para las mortificaciones
Aquí me hicieron para la ociosidad

 


Imagen de cabecera: Iris Madlen Schwarz, tomada de la publicación de este poema en el blog DigoPalabraTxt.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


+ 4 = once

Tres poemas apátridas

Poemas publicados en el número 14 de la revista Latin American Literature Today. Se publicó también una versión en inglés, traducidos por el Colaborativo Ávila.

Leer Más

Vecinos Residencias Las Clavellinas

Un grupo de whatsapp de vecinos. Un día cualquiera, una convocatoria a asamblea nocturna. De pronto, una vecina es poseída por un demonio… o un espíritu jodedor.

Leer Más

G: Gastronomía, Gueto, GPS

Una arepera en el exilio tiene una vocación de amalgama: junta, arropa, relaciona. No es el lugar, sino lo que ahí se despliega: la sensación de lo propio. La gastronomía es un recordatorio de la experiencia de tener un lugar. Ese poder de lo reconocible.

Leer Más

NUEVO LIBRO

SUSCRIPCIÓN

Deja tu correo acá si quieres recibir un resumen de lo que pienso, digo y hago cada mes. No hago spam.