5298641035_278d2c5b8d_b

Despedida de la gente

Las despedidas hay que exorcizarlas, derrumbarles la ceremonia, quitarles toda solemnidad. De mis amigos (los que se van, los que todavía no se han ido pero ya están preparando su ausencia), me despido como si no pasara nada, como si pocas horas nos separaran del próximo encuentro.

Solo así puedo sacarle ventaja a la nostalgia. Solo así puedo dar la espalda en paz y sin estelas.

[PS: Solo así podría decir alguna cosa alegre cuando ella, la que quiero, también se vaya].

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 5 = uno

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El vecino incómodo

América Latina entra a 2020 con un conflicto no resuelto: el éxodo masivo de venezolanos. De darse el pronóstico de ACNUR, habrá 6,5 millones de

Leer Más

Dueños
no busques aquí.

En esta tierra
solo encontrarás
servidores,
los que peregrinaron
y volvieron.

Rafael Cadenas

NUEVO LIBRO

DIARIOS

SUSCRIPCIÓN

Deja tu correo acá si quieres recibir un resumen de lo que pienso, digo y hago cada mes. No hago spam.