#OciosaBrevedad: un cuerpo sobre otro

Dibuja un cuerpo sobre otro. Miéntele y pásale por debajo. Dile que en esa posición la verdad no alumbra.

 

~

 

En la última habitación estamos nosotros. La lámpara ilumina con pánico lo poco que sabemos. No mires, ya todos salieron.

 

~

 

Distrae la angustia, conviértela en perro, en llave, en sombra.

 

~

 

Llámale casa, augurio, cenicero, pero apúrate a borrar el epitafio.

 

~

 

La luz cae primero. Es necesario distraerse. Las sábanas se revelan por nosotros.

~

 

Entra temprano y por debajo. No defraudes ninguna rigidez.

 

~

 

Reconstrúyeme con calmas, con tensiones, con desplazamientos. Algo de mí sobrevivirá la grieta.

~

 

Silencia el porvenir de esta casa. Urgen las respuestas.

 

~

 

Divídete, regresa, remedia esta obsesión por el aullido. Yo prometo echar a todos los demonios del habla. Haré caso.

 

~

 

La noche no querrá conservar la afonía.Me pierdo sin dejar rastros, voy dejando un habla en el poema.

~

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 + ocho =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El vecino incómodo

América Latina entra a 2020 con un conflicto no resuelto: el éxodo masivo de venezolanos. De darse el pronóstico de ACNUR, habrá 6,5 millones de

Leer Más

No se habita un país, se habita una lengua.

Émil Cioran

LIBROS PUBLICADOS

DIARIOS

POEMA

SUSCRIPCIÓN